La Fiesta del Chivo, 1ª semana

Etiquetas:

A pesar del reto de mantener en mente los 10 o 12 mil nombres que encontramos en los primeros capítulos, me alegra ver que Vargas Llosa nos está introduciendo a varios hilos que seguramente entrelazará más tarde.

La retórica en las descripciones y los títulos de Trujillo y de su familia me acuerda más que nada de Kim Il Sung y Kim Jong Il de Corea del Norte, aunque seguro que tiene mucho en común con cualquier dictador. La retórica, el control absoluto, la brutalidad, y el juego mortal de mantenerse en buenas relaciones con los jugadores que más importan en cualquier momento, aunque mañana alimenten los tiburones….

En las palabras – o los pensamientos – de Urania (o por lo menos en mi re-traducción de ellos):

… ya entiendes mejor cómo tantos millones de gente, aplastados por la propaganda y la falta de información, tratados brutalmente por la adoctrinamiento y el aislamiento, privados del libre albedrío y hasta de la curiosidad por miedo y el costumbre del servilismo, podrían idolatrar a Trujillo.

Podemos sustituir Trujillo por Kim o el dictador de nuestra elección....

Bueno, Urania ha vuelto a la isla después de 40 años para hablar con el padre que ya no le puede contestar, y para entender qué sucedió hace tanto tiempo. Aquí tenemos un video cortito de otra mujer que también viajó a la R.D., el país de sus padres, después de 40 años. No es para tanto, pero lo ofrezco aquí para que estemos en el estado de ánimo adecuado ;-):

video

Comparte el artículo

Artículos relacionados

1 Reacciones a La Fiesta del Chivo, 1ª semana

noviembre 10, 2009

Bridget, tienes razón al decir que las historias confluirán a lo largo de la novela, vamos eso espero.
Es verdad que existen más dictaduras sanguinarias, opresoras y nauseabundas que en latino-américa, pero a mí me quedan más cerca porque un día sí y otro también tenemos algún dictadorzuelo de visita o el gobierno está intentando restituir a alguien en el poder o que la unión europea les quite sanciones. Un cruz.