Drácula, 4ª semana

Etiquetas:

Después de la tensión sufrida con la lectura de la semana pasada, me he tragado crudos los siguientes capítulos. No podía parar. Estaba tan entusiasmada que hasta tomé notas. Ya podía haber hecho esto mismo cuando estudiaba...

El problema es que ahora no sé cómo pegar mis impresiones para darles forma coherente y escribir un artículo estructurado, sesudo que se dice para impresionar al personal. Es que una es limitadita. Como de donde no hay no se puede sacar, me voy a limitar a listarlos uno detrás de otro. Les dejo el trabajo a los sufridos lectores de darles forma y sentido (si es que es posible).

Stoker demuestra sus dotes de observador al describirnos, en tono irónico, la conducta fuera de lugar tanto del notario como del encargado y empleados de la funeraria. Lo hace a través de un comentario lapidario, que no me resisto a reproducir: una lección sobre las limitaciones de la comprensión humana. Muy agudo. En efecto, así es: la mayoría de nosotros estamos a menudo demasiado ocupados mirándonos el ombligo para percibir a los demás. Mucho menos sus necesidades...

Van Helsing sigue enervándonos con sus manías ocultistas, exigiendo fe ciega a diestro y siniestro. Después, el colmo de los colmos: ¡quiere que el Dr. Seward adivine!¡Considera que le ha dado pistas suficientes! ¡Alucinante! Un atrevimiento. Sin embargo, cuando Van Helsing por fin descubre sus cartas, cambia radicalmente de actitud. Se convierte en un anciano cariñoso y dulce. ¿Os habéis dado cuenta que Stoker le ha dado su propio nombre, Abraham? ¡Ah! Vanitas vanitatis.

Drácula aparece fugazmente. Me ha llamado la atención la descripción que Mina hace de él: dura, cruel y sensual. Una vez más, se nos presenta el Mal como sensual. ¿Tendrá algo que ver con el hecho de que Stoker era católico? ¿La dulce tentación del pecado? Yo creía que Drácula quería a Lucy para hacerle compañía, pero debo deducir que no es así: una vez convertida en un nosferatu (no-muerto en rumano) la olvida. Drácula no tiene corazón, usa las personas para sus fines (rejuvenecer y perpetuarse), luego las descarta. El objetivo ahora es otra muchacha muy hermosa... ¡pobrecita! ¿Serán capaces de salvarla?

El relato de la muerte de Lucy me ha parecido por un lado espeluznante y terrorífico; por otro tranquilizador: vuelve a recuperar su alma y descansa en paz. Otra diferencia, abismal, con el cine es el cómo recupera el alma. Es mucho más práctico y limpio que al clavar la estaca el cuerpo se desintegre. En vez de esto, el pobre Arthur tiene que pegarle a Lucy más de un martillazo para clavar una estaca en su corazón, mientras ella se retuerce, no sé si de dolor, de desesperación, de indignación... Todo ello aderezado con mucha sangre fluyendo. ¡Uf! Como guinda, hay que cortarle la cabeza y no sé qué más atrocidades.

A partir de ahora el tándem Jonathan-Mina se erigen en catalizadores. Gracias a ellos el círculo se cierra. La información esta completa ahora: sabemos quién es el monstruo, lo que hace, cómo se acaba con él. Además resulta que ellos son inmunes al mal, no les afecta. Ahora disponemos de un grupo de gente consciente del peligro y dispuesto a acabar con él. Comienza la acción.

Me da la impresión de que las teorías psicoanalíticas debían de estar bastante en boga a finales del siglo XIX. No sólo uno de los personajes es psiquiatra, sino se nos ofrecen no pocos episodios de histeria de diferentes protagonistas (creo que nadie se libra) y casos diversos de fiebres cerebrales.

Tengo una pregunta para ustedes, ¿qué ha sido de las tres vampiresas que vivían en el castillo con Drácula? ¿Las dejó allí? Si es así, en los cajones del barco ¿sólo había tierra? En este caso, ¡qué decepción!

Por último, hay una serie de observaciones a lo largo de estos capítulos que me han gustado, por la manera en que el autor las expresa:
  • Cuando Van Helsing y Arthur se reconcilian, se dan la mano y éste dice: seamos amigos durante toda la vida. ¡Qué bonita manera de ofrecer tu amistad!
  • Definición de fe (no apunté quién lo dice): es aquello que nos hace creer cosas que sabemos que son falsas. Muy cierto.
  • Dr. Seward, acerca de América, hablando de Quincey: si (América) engendra a hombres así, llegará a ser una potencia mundial. No es Stoker el único autor con esta visión, Jules Verne y Arthur Conan Doyle, supongo que entre otros, compartían esta opinión. Se ve que América (USA) ya apuntaba maneras.
  • Me resulta enternecedor el empeño del autor por afirmar que existe la bondad en las personas a pesar de la existencia de Drácula. Es como si tuviera miedo de que los lectores perdieran la confianza en el género humano.
Bien, ahora espero que Stoker no vuelva a las andadas, o más bien Van Helsing. Me gustaría encontrarme con la acción trepidante desembocante en la destrucción de Drácula.

Comparte el artículo

Artículos relacionados

10 Reacciones a Drácula, 4ª semana

junio 18, 2009

Aquí os dejo abrir un e-libro muy útil para que lo miréis, se llama “Manual y espejo de cortesanos”, de C. Martín Pérez.

http://www.personal.able.es/cm.perez/comentarioslibros.html
http://www.personal.able.es/cm.perez/Manual_y_espejo_de_cortesanos.pdf


Simula, disimula, no ofendas a nadie y de todos desconfía: antiguo consejo para un joven Rey Sol que te servirá para desenvolverte y medrar en la Corte en la que todos sobrevivimos. Donde hay un grupo de personas, existirá una lucha por el poder, alguien lo conseguirá y a su sombra crecerán los cortesanos que conspirarán para quitárselo o para agarrarse a una porción de poder dentro de su Corte. Tal vez aún no te hayan contado cómo funciona todo esto. Te guste o no, ya estás metido de lleno en la Corte y es mejor que domines sus reglas. Despierta, otros ya te llevan ventaja. Es hora de medrar.

Saludos

Bridget
junio 19, 2009

Realmente no se me ocurre mucho que decir esta semana, espero que los demás ratoncill@s puedan compensar, y gracias a Conguito por empezar.

Sí, Drácula -- y todo relacionado con la sangre -- es sensual. Lucy se ha ofrecido a él cuando está dormida, es decir, cuando domina la subconsciente. Y ahora Van Helsing la llama poliandra por tener la sangre de 4 hombres en sus venas, y él bígamo por habérsela dado.

Y sí, Drácula usa Lucy y la descarta. Yo creo que les ha pasado lo mismo a las tres vampiresas en el castillo.

Conguito ha mencionado la cita de Van Helsing: la fe es "aquello que nos hace creer cosas que sabemos que son falsas." Como Van Helsing dice que lo ha dicho un americano, creo que se refiere al dicho famoso de Mark Twain: Faith is believing what you know ain't so. (La fe es creer lo que sabes que no es así.)

T por cierto, ¿Stoker era católico? ¿O Iglesia de Irlanda?

junio 19, 2009

Me he leído varias biografías en la red, por cierto, todas prácticamente iguales, sin poder averiguar la religión en la que Stoker fue educado. Lo digo así porque no creo que en su vida adulta profesara ninguna. Cuando murió fue incinerado... Voy a decirlo entonces de otra manera. El que sí es católico es Van Helsing. Lo digo por el crucifijo, el agua bendita y la forma sagrada. No me cabe duda de que Stoker sabe de lo que está hablando. En cierta manera es lógico. Drácula, el histórico, era católico (ahora que lo pienso tal vez ortodoxo?)y esa zona también. Así que ahora que se ha pasado al lado oscuro, hay que combatirlo con los símbolos "buenos" de la misma religión.

En mi ignorancia supina, no sabía que Irlanda tuviera también una iglesia...

junio 19, 2009

Carolus, bienvenido a nuestro club, espero que nos visites a menudo

junio 19, 2009

Estoy calladita, leyendo y escuchando. Quizás consiga romper la timidez y el complejo de no estar a la altura y me dicida a poner mi granito de arena.
Mientras tanto un tema de Metallica
To Live Is To Die
http://www.youtube.com/watch?v=tGD-yKPiNmw.

junio 19, 2009

Aunque sin duda también le vendría bien,
A Walk On The Wild Side
Un paseo por el lado salvaje. Casi es la complacencia y la invitación erótica de la entrega de las víctimas.
Y ese saxo es de lo mas sugerente y excitante que puede oirse
http://www.youtube.com/watch?v=WZ88oTITMoM

junio 19, 2009

Chus, ¡buena selección musical! ya están incluidas en la sección música de la semana. Estoy escuchandolas según escribo esto. Échale bigotes al asunto y da tu opinión, siempre se aporta algo, aunque sea para estar de acuerdo o disentir.

Bridget
junio 19, 2009

Sí, Conguito tiene razón. No había pensado en la religión de Drácula pero seguro que la tenía durante por lo menos una parte de su vida, si no de su existencia. Me es interesante que la mayoría de los personajes son protestantes y por eso al principio no ven el crucifijo ni la hostia como un católico los vería, pero a medida que aceptan la realidad de algo que antes se consideraba sólo una superstición, aceptan también estos símbolos católicos como la única manera de luchar contra él.

junio 19, 2009

No sé en que espacio poner las dos obras que propongo, así que va en los comentarios. Hoy no tengo tiempo para más.
Mañana tendré ocasión decomentar algo sobre vuestros interesantes puntos de vista.
La dos obras:

Las inquietudes de Shanti Andía
Pío Baroja

La madre
Pearl S. Buck

junio 20, 2009

Para C.: Empezando por el final de tu elocuente comentario, no sé si el formato elegido por el autor, los diferentes diarios pueden dar lugar a una acción trepidante. Más bien se lo toman con parsimonia y se documentan bastante bien, antes de hacer nada. Ahora estan bien informados gracias a las aportaciones de J.y M..El apetito no lo pierden; despues de cada actuación se van a comer o a cenar; vaya estomago...
Buenas citas del libro. Me han gustado las tres. Pero la que me ha parecido profunda es la segunda.
Seguimos sin saber porqué Van helsing tarda tanto en contar todo, sabiendo o sospechando lo que ocurre desde el primer momento. Exigencias de la trama?, falta de cordura? ausencia de sentido práctico? o... todas ellas?
tambien conocemos personas como J. y M. refractarios al mal. Solo J. tiene dudas sobre su estado mental, despues de lo que ha pasado en su estancia en el castillo. A él lo ayuda mucho Van Helsing, lo cura del todo.
No entiendo porqué v.H. quiere dejar de lado a Mina, que ha demostrado gran temple; cosas de la época.
Ahora es muy interesante lo que se proponen, la caza va a empezar...